28/6/15

Parque Nacional El Boquerón, cerquita de San Salvador


Siguiendo con algunas entradas dedicadas al turismo de El Salvador (anteriormente presentamos la Ruta de las Flores, la Ruta Paz Lenca, la Ruta del Café o la Ruta de Monseñor Romero y otras recomendables visitas) hoy os queríamos dar a conocer el parque El Boquerón:

"El parque nacional El Boquerón está ubicado en el cráter del volcán de San Salvador,  a una altura de 1893 msnm,  el clima es tropical de altura,  con una belleza escénica impresionante ya que este cráter tiene aproximadamente 1.5 km. de diámetro y 560 mts. de profundidad. Desde el parque  se pueden observar el volcán de Izalco, el volcán de Santa Ana, el lago de Ilopango y la ciudad de San Salvador. Es sorprendente ver la danza de las aguilillas luchando por sus espacios territoriales...

Esta ruta consta de un Centro Interpretativo que habla sobre la historia del volcán de San Salvador y sus habitantes. El parque ofrece una caminata a través de senderos demarcados donde se puede apreciar la belleza de la flora cultivada en el lugar que armonizan con los bosques de pinos que escenifican impresionantes vistas del cráter. Entre las especies de flora identificadas se encuentran plantas ornamentales como cartuchos, hortensias, antorchas, begonias y sultanas silvestres. Así mismo encuentra la fauna como armadillos, mapaches, venados, zorras, entre otras.



Puede solicitar la compañía de guías especializados, como la Policía de Turismo (POLITUR), para hacer descensos hasta llegar al conocido “Boqueroncito”, al fondo del cráter. Desde ahí se observa el “Picacho”, el punto más alto del volcán y punto de llegada de las rutas de ciclismo de montaña.


Y si os interesa saber más de los volcanes en El Salvador, recordar que la cordillera de volcanes que tiene El Salvador pertenece a la  época comprendida entre los 5 y 2 millones de años,  estos son tan antiguos como la era pliopleistocenica,  y por eso son considerados como estratovolcanes o volcanes cónicos de gran altura, compuestos de múltiples capas de lava endurecida

En el país, en la actualidad existen seis volcanes importantes por su historia eruptiva, entre estos  el complejo de Los Volcanes que incluye el volcán de Santa Ana o Ilamatepeq, se encuentra a 15 kilometros  de la ciudad de Santa Ana,  y el volcán de Izalco, que nace en 1770 y hasta 1956 alcanzó su altura actual de 1950 msnm, este se conoció internacionalmente como El Faro del Pacífico.

El volcán de San Miguel o volcán Chaparrastique,  ha tenido al menos 26 erupciones durante los últimos 304 años, permanece con emisión de gases a través de sus fumarolas, y  el de San Vicente o Chinchontepec a 50 kilómetros de San Salvador, la Caldera de Ilopango y el hermoso volcán de San Salvador o Quezaltepec que se encuentra a solo 7 kilometros del centro de la ciudad  de San Salvador.

21/6/15

Pedro Geoffroy Rivas: Vida, pasión y muerte del anti-hombre

Nuestro buen y admirado amigo y gran escritor y poeta Renán Alcides Orellana, publico hace unas semanas en el suplemento cultural 3000 del Diario Colatino un interesante artículo que queremos compartir, su título: "Pedro Geoffroy Rivas: Vida, pasión y muerte del anti-hombre":

Una mañana cualquiera de invierno en 1964, todavía con mi timidez provinciana,  estaba yo en el despacho del director del periódico “Tribuna Libre”, Pedro Geoffroy Rivas, en el centro de San Salvador. La figura del reconocido escritor, periodista y poeta,  a quien yo veía por primera vez, me pareció seria-amable y atenta, esperando escuchar la razón de mi visita. Sin duda alguna, el director la imaginaba. Pero, con paciencia franciscana -que con el tiempo supe que no era su mejor virtud- la escuchó. Llegaba yoSanta Ana,  a solicitarle una plaza en la redacción, para iniciarme como periodista.

-Vengo de parte del poeta Roberto Armijo…comencé a decir, tímidamente. De inmediato, me interrumpió, sorprendiéndome su respuesta.

-A la gran puuuu… mire quién lo recomienda… -dijo con tronadora voz

De pronto, como si notara mi asombro hasta rayando en el temor, cambió el tono de su acento, tornándolo más amigable y expresivo.

-No se preocupe, hombre. Comience a partir de mañana, pero lo que usted haga o no haga aquí de ahora en adelante, será cosa suya y no obra de quien lo recomienda.

Con los días, supe que lo de mal hablado, el tono grave y hacerlo con desenfado eran característica del director y, para mi bien, supe también el motivo de su reacción, ante mi alusión del poeta Armijo. Una divergencia había entre ellos, ocasionada meses antes por una polémica entre ambos poetas -Pedro y Roberto- en la Revista “Gallo Gris”, que entonces dirigía el poeta Oswaldo Escobar Velado. Sin embargo, en el fondo, tal como lo confirmé después, existía aprecio y respeto mutuo; bien por su añeja amistad, bien por su afinidad y proximidad en el oficio, o por lo que fuere; pero así era. Me quedé en el periódico como reportero. Además, eran redactores Álvaro Sánchez, Mercedes Durand, Gilberto René Granados, Napoleón Corleto, Leticia Flores y el fotógrafo Juan Ramón Avilés.  Así, poco a poco fui conociendo la personalidad y la historia particular de Pedro Geoffroy Rivas. Una historia que no terminó, acaso sí empezó, con su muerte el 10 de noviembre 1979…

Poeta, periodista, historiador, antropólogo, lingüista y abogado, con énfasis por vocación en lo primero, Pedro Geoffroy Rivas nació en Santa Ana, el 16 de septiembre de 1908. “Mi primer verso titulado ‘La búsqueda’ -dijo en una ocasión- lo escribí cuando era un adolescente, en mi tierra natal. Era estudiante. Dicho poema lo leyó Jacinto Castellanos y lo publicó en el “Diario de Santa Ana”, en noviembre de 1927. Más tarde vine a San Salvador para estudiar medicina en la Universidad de El Salvador, pero ya tenía metida muy adentro mi afición por la literatura. Mi mayor satisfacción es haber hecho lo que a mi me ha gustado. Mi vocación literaria…”. Y claro que hizo lo que quería, no en el sentido peyorativo, sino en el de elevar sus impulsos de poeta hacia dimensiones profundas, cuyos testimonios están ahí, producto de esa innegable vocación; y más por su estudio, disciplina y empeño, demostrados en el ejercicio creciente de la poesía y la historia, identificándose con una causa que consideraba justa y, además, consecuente con su compromiso de poeta frente a la realidad de su pueblo.

El escritor Luis Gallegos Valdés, en “Panorama de la Literatura Salvadoreña”, dice que Pedro, “rompiendo con su ambiente de señorito cafetalero, partió hacia México a sumarse a las filas del socialismo. El sollozo del romántico truncado que en el fondo era Pedro estalló en un grito de protesta. Es uno de los poetas, por otra parte, de más fuerte acento en Centroamérica. Pasión arrebatadora y verbo candente”. Lo dicho por Gallegos Valdés explica toda una trayectoria que se inicia en ese entonces y que se prolonga por varias décadas, con sus consecuentes riesgos que se concretaron en exilios, prisión, persecuciones y, lógicamente, cuestionamientos y críticas severas a su personalidad. Controversial y discutido, fue hombre de polémica ardiente y contundente, quizá por ser muy fiel y apegado a sus propios ideales.

Con una vasta producción de punzante ironía y cuestionamientos a una sociedad de posiciones falsas y deshumanizadas, la poesía y el ejercicio periodístico de Geoffroy Rivas han sabido “sentir y expresar el dramatismo latente en la vida del pueblo salvadoreño”, sin llegar a caer en “la protesta cartel”. Una gran producción, imposible por lo mismo de ser reseñada en cortos espacios literarios. Como imposible es también una mención de su poesía, sin una muestra de su alto poema “Vida, pasión y muerte del anti-hombre” que, por su fina audacia, en su momento estremeció la conciencia popular y literaria del país. Poema extenso, este es para mí su mejor fragmento:

“… Vivíamos sobre una base falsa.
Cabalgando en el vértice de un asqueroso
mundo de mentiras,
trepados en andamios ilusorios,
fabricando castillos en el aire,
inflando vanas pompas de jabón,
desarticulando sueños.
Y mientras
otros amasaban con sangre nuestro pan,
otros tendían con manos dolorosas
nuestro asquerosos lecho engreído
y sudaban para nosotros la leche
que sus hijos no tuvieron nunca.
Ah, mi vida de antes sin mayor objeto
que cantar, cantar, cantar
como cualquier canario de solterona beata.
Ah, mis veinticinco años tirados a la calle.
Veinticinco años podridos que a nadie
le sirvieron de nada
Pobrecito poeta que era yo, burgués y bueno.
Espermatozoide de abogado con clientela,
oruga de terrateniente con grandes cafetales
y millares de esclavos,
embrión de gran señor violador de mengalas
y de morenas siervas campesinas…”

Con el tiempo, Roque Dalton hizo honor a este poema retomando uno de sus versos (”Pobrecito poeta que era yo…”), para el título de su novela collage, muy comentada por el contenido y la novedad de su estilo.  Y a propósito, para el recuerdo, una anécdota:

El gobierno de Julio Adalberto Rivera, aunque no fue ajeno del todo a los actos de represión como gobernante, sin duda sí lo fue menos que otros de su partido en posteriores gobiernos. En ese marco del riverato, las persecuciones seguían. Uno de los más perseguidos y capturado varias veces, era el reconocido poeta y líder universitario Roque Dalton. Por aprecio y reconocimiento a su arriesgada lucha, los estudiantes siempre nos manteníamos en alerta y solidarios, cada vez que Dalton era perseguido o estaba detenido en alguna cárcel del país. En junio de 1964, Roque estaba preso por señalamientos políticos contra el régimen. Los periódicos, como siempre y por cualquier razón, evitaban dar esas informaciones. “Tribuna Libre”, no.
-¿Tiene algo sobre la detención de Roque? -me preguntó el director Geoffroy Rivas, sin duda porque estaba seguro de que yo podía obtener más información, por mi condición de universitario.

-Lo último va en mi columna de esta tarde… -le contesté.

-Bien, bien…

En efecto, en mi columna periodística “Voz Universitaria” del 26 de junio, me refería así al caso Dalton:

“La Fiscalía de la Universidad, a cargo del Dr. José María Méndez, por acuerdo del Consejo Superior Universitario en su XXXIII sesión, presentará recurso de exhibición personal a favor del estudiante de Derecho Br. Roque Dalton García, conocido elemento de las letras nacionales, cuya libertad se encuentra restringida. Esperamos que esta intervención legal termine con la persecución al estudiante, poeta y escritor salvadoreño…”

Pedro Geoffrey Rivas, aquel intelectual director de “Tribuna Libre”, pronto vería  que el periódico llegaba al final, a causa del cierre definitivo. Falta de recursos de los propietarios, presiones políticas o problemas por la línea de denuncia del periódico, no lo sé. Nunca lo supe. Tribuna Libre desapareció. Recuerdo que al final, uno de sus últimos editoriales, fogoso y de denuncia, se titulaba “Ladran porque me sienten”, muestra de la pluma audaz y punzante de Pedro. Yo continuaría en el medio periodístico; Pedro, en su multifacético accionar intelectual, y ambos en nuestra relación de amistad. Con dedicatoria suya, conservo su libro “Los nietos del jaguar”, poesía de excelente finura estética e histórica. En el diario caminar le vi varias veces, siempre con su carácter fuerte a flor de piel y su eterno vozarrón, pero sincero y afable. Porque, hombre de apariencia fuerte, Pedro Geoffroy Rivas era todo cordialidad. Y. además, “uno de los poetas de más fuerte acento en Centroamérica”. (RAO).

14/6/15

"Poeta soy" de Claudia Lars



Poeta soy

Dolor del mundo entero que en mi dolor estalla,
Hambre y sed de justicia que se vuelven locura;
Ansia de un bien mayor que el esfuerzo apresura,
Voluntad que me obliga a ganar la batalla.

Sueño de toda mente que mi mente avasalla,
Miel de amor que en el pecho es río de dulzura;
Verso de toda lengua que mi verso murmura,
Miseria de la vida que mi vergüenza calla.

Poeta soy... y vengo, por Dios mismo escogida,
A soltar en el viento mi canto de belleza,
A vivir con más alto sentido de nobleza,

A buscar en la sombra la verdad escondida.
¡Y las fuerzas eternas que rigen el destino
Han de volverme polvo si equivoco el camino!

Claudia Lars, nació en Armenia, Sonsonate, El Salvador, el 20 de diciembre de 1989. Es la escritora salvadoreña que ha alcanzado un mayor reconocimiento nacional por su alta calidad y depurado lirismo. Publicó en Repertorio Americano, dirigido por aquellos años por el escritor costarricense Joaquín García Monge y en Zig-zag, de Chile. Siempre se le ha situado a la par de Gabriela Mistral, con quien mantuvo estrecha amistad, y Juana de Ibarborou. Fue por largos años directora de la Revista Cultura del Ministerio de Educación. Obtuvo diversos premios, entre ellos cabe destacar: el del Cuarto Centenario de la Ciudad de San Salvador, Certamen nacional de Cultura y los Juegos Florales de Quezaltenango.

 Obra publicada: Estrellas en el pozo, 1934; Canción redonda, 1937; La casa de vidrio, 1942; Romances de norte y sur, 1946; Sonetos, 1947; Ciudad bajo mi voz, 1947; Donde llegan los pasos, 1953; Escuela de pájaros, 1955; Fábula de una verdad, 1959; Tierra de infancia, 1958; Canciones, 1960; Girasol; Presencia en el tiempo, 1962; Sobre el ángel y el hombre, 1963; Del fino amanecer, 1966; Nuestro pulsante mundo, 1969; Obras escogidas, (selección de Matilde Elena López), 1973-1974; Poesía última, 1975; Sus mejores poemas ( selección de David Escobar Galindo), 1976; Poesía Completa I, II, (Selección de Carmen González Huguet),1999.

6/6/15

La casa tomada

 
Fundado en 1997, el Centro Cultural de España en San Salvador, CCESV se ha convertido desde entonces en punto de encuentro de artistas e intelectuales y agente cultural para el intercambio y el diálogo centroamericano e iberoamericano, ofreciendo alternativas desde la cultura contra la violencia y la pobreza. Pertenece a la Red de Centros Culturales de la AECID presente en 16 países de Iberoamérica y África.

En 2011 se abrió al público el nuevo espacio del Centro Cultural de España en El Salvador: La Casa Tomada (LCT). Se trata de un edificio dedicado a la creación, producción e investigación, que busca la apropiación artística para encontrar nuevos modos de expresión en los que tengan cabida voces plurales y heterogéneas de la cultura salvadoreña.



Situados en la Colonia San Benito en San Salvador, el CCESV y La Casa Tomada disponen de un espacio de más de 2.000 m2 que cuentan con tres salas multiusos para exposiciones y actividades; ambos espacios cuentan con  patio exterior para actividades al aire libre. La Casa Tomada cuenta además con espacios de coworking; la sede de la Asociación local de Cine (ASCINE) y talleres de grabado y artes visuales, así como una pequeña sala de cine con 35 localidades y un laboratorio de fotografía para revelado y positivado. En el café cultural, además de poder disfrutar de comida típica de El Salvador y España se llevan a cabo conciertos, encuentros, lecturas de cuentos y poemas, etc. Por último destacar el uso del estudio de grabación que sirve para que los grupos de la Asociación de Músicos AFIMES ensaye y lleve a cabo sus producciones así como para realizar los programas de la radio online del Centro Cultural, La Radio Tomada. Además, el Centro ofrece una mediateca especializada en arte y un fondo de música y películas y una sala de montaje y edición de vídeo. 


31/5/15

Los Izalcos, testimonio de un Indígena

Por gentileza del periodista revolucionario Victor Regalado y del FMLN les ofrecemos hoy un interesante libro que lleva el título de "Los Izalcos, testimonio de un Indígena" de Julio Leiva y que pueden descargar en este enlace:

"Desde mucho antes de la presencia de los españoles a estas latitudes, ya existía entre el pueblo indígena un trabajo comunitario o en común, teniendo como base el calpulli y la unidad entre jefes y población. En las épocas de las siembras, los izalqueños se reunían para sembrar, quitar malezas y sacar la cosecha; también lo hacían para limpiar caminos y recolectar agua. El trabajo comunitario llegó a ser una verdadera institución, al cual los españoles lo identificaban con el nombre de ‘el Común'.

El Común de Los Izalcos se mantuvo durante la época Colonial y posterior a esta, y en vez de perder fuerza, se fue convirtiendo en una sólida institución. Con el tiempo, el Común era la instancia donde se discutía y resolvía los problemas de la comunidad indígena; fue en ese espacio donde residía la verdadera autoridad entre los naturales, por tal razón, los españoles y criollos le empezaron a llamar la ‘alcaldía del Común".

Más informaciones sobre "izalcos" en este mismo Blog de Huacal

27/5/15

"Como no quererte, Alba!"

Una nueva recomendación literaria, esta vez el libro "Como no quererte, Alba!" de Iñaki Gonzalo, Kitxu, publicado por Txalaparta el año 2010.

El 10 de septiembre de 1990, la joven médico de Gares Begoña García Arandigoyen, Alba, resultaba herida de bala durante un enfrentamiento entre una patrulla de las fuerzas Armadas de El Salvador y una columna de la guerrilla Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), del Frente Farabundo Marí de Liberación Nacional (FMLN). Según la versión oficial, la brigadista vasca murió a consecuencia del cruce de disparos entre ambos. Sin embargo, la realidad fue otra: Alba fue herida y capturada viva por los militares salvadoreños. Después, fue violada, torturada y ejecutada con un tiro en la nuca. La joven formaba parte del personal sanitario de aquella columna guerrillera que fue acribillada a tiros en los cafetales de las faldas del volcán de Santa Ana.

Esta obra es la historia que hubiera podido ser, la biografía, a veces imaginada, a veces real, de una gran mujer, de una revolucionaria cabal, Alba, que murió a miles de kilómetros de su casa, en una guerra contra la injusticia que hizo suya. Alba repartió su amor entre dos pueblos, entre los marginados, porque como ella solía decir, la lucha no tiene fronteras.

Os recomendamos también ver el documental del director Dan Ortínez con el titulo "La lluita a la motxilla / La lucha en la mochila" que relata la vida de Alba y de otras dos mujeres internacionalistas.

19/5/15

Celebración en Barcelona de la Beatificación de Monseñor Romero



Durante esta semana coincidiendo con la beatificación de Monseñor Óscar Romero en San Salvador se celebran distintos actos con el apoyo del Consulado general de la República de El Salvador en Barcelona que se enmarcan en la memoria que del nuevo beato salvadoreño siempre se ha mantenido con nuestra ciudad.

En primer lugar, el Comité Oscar Romero presentará la película de ficción “Romero” (1989) de John Diugan, una emotiva adaptación del personaje histórico y una actuación excepcional de Raúl Juliá. que se presentará el 20 de mayo a las 19.30h en la sala de actos de Cristianisme i Justícia (c. Roger de Llúria, 13, Barcelona).

El dia 21 de mayo a las 12.30h organizada por SIGNIS se celebrará en la parroquia de Santa Ana (c. Santa Ana, 29, Barcelona) una mesa redonda coordinada por el periodista Ignasi Miranda, con la participación del Cónsul General de El Salvador, Francisco Mena, que recordará su relación personal con Óscar Romero y los actos que en su país se realizarán con motivo de la beatificación, el jesuita Francesc Xammar presentará la figura de Óscar Romero como comunicador y la experiencia de los Comités Óscar Romero por todo el mundo, el escritor y periodista Francesc Romeu presentará la sintonía entre el estilo comunicativo de Romero y el papa Francisco y el profesor Ángel Miret valorará la figura del arzobispo mártir en su contexto histórico y en la actualidad.

Finalmente, el sabado 23 de mayo desde las 18h.  en la parroquia de Santa Ana (c. Santa Ana, 29, Barcelona) se realizará la retransmisión en directo de la ceremonia de beatificación desde El Salvador así como otros actos vinculados a este momento histórico.

Más información en el blog del Consulado General de El Salvador en Barcelona


17/5/15

Alba TV, red de televisiones comunitarias de América Latina

Hoy os queremos presentar una experiencia televisiva y comunicacional que lleva desarrollándose desde hace unos años desde Venezuela hacia América y que con el paso de los días ha sumado decenas de apoyos en las comunidades de toda América Latina. Os hablamos de Alba TV, nacida en el año 2007, es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisiones comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

La red, que tiene presencia en países de la región como: Argentina, Colombia, Chile, Honduras, México, Uruguay, Brasil y Venezuela, recibe todo el material audiovisual procedente de esas latitudes para posteriormente difundirlo a través del noticiero que producen diariamente.

 Esta red televisiva, Alba TV, que fue galardonada en la categoría de "Mejor Medio de Comunicación Alternativo y/o Comunitario" del "Premio a medios alternativos y comunitarios Fabricio Ojeda 2012" ha recibido otros galardones y el apoyo de decenas de colectivos comunitarios de territorio latinoamericano.

Tal como se definen: "Alba TV no es solo una televisión, es un proyecto de articulación comunicacional de los movimientos sociales de América Latina y el mundo. Es un espacio de debate político e ideológico para la transformaciones necesarias en nuestro sur. Es un espacio de articulación.

A través de Alba TV podremos pasar de la lucha local y reivindicativa de las televisiones comunitarias, de las comunidades, de los movimientos sociales a una lucha política, por la conquista del poder de los pueblos del mundo, sin perder el contacto necesario y trabajo de base requerido.


Actuando localmente, a través de la televisora comunitaria, en el marco de una articulación internacional fortalecida por Alba TV, podremos aglutinar fuerzas para romper las cadenas del capitalismo y el imperialismo".


Podéis conocer su trabajo y compartir sus informaciones y notícias en la web, en facebook o en twitter.

10/5/15

Guía de turismo "El Salvador"


EL SALVADOR es una guía turística diferente, que en sus 250 páginas se centra en un conocimiento más profundo de la realidad cultural e histórica de El Salvador. Ofrece sugerencias de rutas y lugares imprescindibles de visitar en diferentes zonas del país, tanto urbanas como rurales, a la vez que presente imágenes del pasado y del presente, acompañadas por ilustraciones de la flora y fauna del país, maquetas de su arquitectura y gráficos del interior de algunas de sus edificaciones más emblemáticas desde el pasado colonial hasta el presente.

En realidad, la guía EL SALVADOR (Madrid, Límite Comunicación, 2013, 10 mil ejemplares en ediciones simultáneas en castellano e inglés) es una pequeña enciclopedia del territorio salvadoreño, del que se presenta sus atractivos en playas, montañas, poblaciones, ríos, lagos y diversidad biológica, todo sazonado con explicaciones acerca de la historia del país, biografías y muestras de sus principales artistas, sus apuestas por el cine y otros elementos culturales más.

3/5/15

"El campamento" de Julio Alejandre

El Campamento es un relato de Julio Alejandre que podeís encontrar en su blog "La Otra literatura":

"Llevabas varado dos días en aquel poblacho de la frontera, sin posibilidad alguna de entrar en el campamento porque el señor Colindres, representante del ACNUR, se había negado repetidamente a extenderte un permiso de entrada: “no depende de mí, dijo, entienda que hay que tramitarlo con el Estado Mayor”. Dos días de vegetar en las áridas callejas de San Marcos, de dormir en un hospedaje mugriento y solitario.


Pero te rescató Marieta, la enfermera, “yo lo llevo con la ambulancia”, dijo, y sin pensárselo dos veces fue a sacar al motorista, que ya estaba en su cuarto, acostado, y os subisteis todos en el vehículo. Cruzó deprisa las cuatro callejas de San Marcos, dando tumbos y traqueteando en los agujeros del empedrado. Dejasteis atrás el poblado débilmente iluminado y entrasteis en el pinar. Los faros del carro perforaban la negrura amenazadora y fronteriza. Ibais en silencio, desvanecida ya la euforia del primer momento. Trepasteis la pendiente, culebreando el carro en el resbaladizo camino, alcanzasteis el copete del cerro y apareció el puesto de guardia, la tranca cruzada de una a otra orilla.

El motorista detiene la ambulancia, da un toque suave al claxon, que se despierten pero que no parezca impertinente, y a su llamada salen dos soldados de la caseta, medio dormidos, abrochándose la guerrera. Uno de ellos rodea el vehículo y se acerca a la ventanilla donde asomaba Marieta: “traemos dos enfermos de Tegucigalpa” y le planta ante los ojos una hoja escrita a máquina. El soldado apenas se fija en el papel y sus ojos aún resienten la pesadez del sueño. Con una débil linterna ilumina el interior de la ambulancia y ve un bulto en el asiento posterior. Le devuelve el papel a la enfermera: “está bueno”, y hace ademán al camarada para que hale de la cuerda y levante la tranca.

El carro atraviesa el retén y deja atrás a los soldados, que regresan a la caseta para seguir descansando. Ahora bajáis por un camino estrecho que blanquea entre los pinos, dais varias vueltas, ascendéis un repecho y, de pronto, ves una gran explanada de tierra blanquecina y un mar de techos de lámina que brillan bajo la claridad de la luna. “Es el campamento uno”, dice Marieta. El carro cruza junto a las primeras champas, enfila una calle y desemboca una especie de placeta de tierra. Todo queda a oscuras cuando el motorista detiene el carro y apaga los faros. En su lugar ha encendido las luces de emergencia. Bajo su intermitencia anaranjada ves acercarse a varias figuras que han salido de la nada. Marieta se baja del vehículo y se reúne con ellas. Hablan unos minutos, pero sus palabras te llegan deshilachadas por el viento, apenas retazos sueltos que no alcanzas a entender. Marieta señala hacia el carro y una persona asiente. Ahora te está haciendo señas para que bajes y te acerques. Sales del carro y llegas junto a ellos. Por el rabillo del ojo ves cómo una sombra desaparece en algún lugar de la noche. Con la luz intermitente, te cuesta distinguir los rostros de quienes rodean a la enfermera. Parecen hombres mayores. “Este es Juan García, dice Marieta, es amigo del padre Michael”. Asientes mecánicamente a una afirmación tan gratuita. “Aquí se los dejo”, concluye la enfermera. Antes de subir al carro, le da la mano. Todo el mundo está ofreciendo la mano continuamente, cuando te conocen, cuando te encuentran por la mañana, cuando te despiden por la noche y cuanta ocasión se cruzan contigo; pero el apretón que te da Marieta es fuerte, amplio, presiona su pulgar sobre el envés de tu mano, obligándote a alzar la mirada y ves en sus ojos una tensión cálida.

Alguien te toca suavemente el brazo y te dice: “Venga”. Lo sigues. El carro ha arrancado y encendido los faros y su resplandor aturde. Ves, mientras caminas, cómo sus luces indican su avance a medida que se aleja por la pendiente del cerrito. El hombre que camina delante de ti lo hace envarado, tiene las piernas muy delgadas y se toca con un sombrero curioso. Es más alto que tú. Atravesáis un callejón lleno de casetas de tabla, tan cercanas, que si extendieras los brazos podrías tocar ambos lados simultáneamente. Dobláis por otro más estrecho aún y el hombre se detiene frente a una champa con las paredes de lámina. Destraba con las manos un alambre y abre la puerta que cerraba. Penetra delante de ti. No ves nada. Huele a almacén. El hombre prende una linterna y con su exigua luz te señala un camastrón, pero has percibido vagamente que es un lugar amplio. “Aquí se va a quedar. Ya mañana platicamos”, y te ofrece la mano para despedirse, una mano rígida como una tabla, que no quiere ser estrechada sino solamente tocada, como el beso ritual que nos damos mejilla con mejilla.

Se marcha dejando la puerta encajada. Lo has seguido y ves que hay una cuña de madera, clavada en el marco, por si quisieras trabar la puerta, pero no lo haces y vuelves a tientas al camastrón. Encima hay una esterilla de algún tipo de palma entretejida. Cuelgas tu mochila en la cabecera del camastrón y te dejas caer agotado sobre él. No te quitas la ropa, ni siquiera te zafas los zapatos. Todo los músculos del cuerpo te duelen de la tensión de la última hora y en la boca continúa latiéndote el insidioso dolor del empaste roto. Cierras los ojos porque quieres descansar, porque tienes la imperiosa necesidad de que todas estas nuevas impresiones y emociones reposen y se asienten para que mañana puedan ser analizadas a la clara luz de la mañana".

26/4/15

Mujeres de añil


En Suchitoto, un grupo de mujeres ha encontrado en la confección de ropa y el teñido con añil una forma de sustentarse económicamente. Exportan a otros países sus creaciones y han logrado concientizar a sus familiares de la importancia de que exista una igualdad real de oportunidades y derechos entre hombres y mujeres.

Según nos informa Gloria Moronto en un articulo en la web de Transparencia Activa, en Suchitoto, no muy lejos de la iglesia Santa Lucía, dos mujeres charlan divertidas detrás de un mostrador. Pertenecen a un grupo que nueve años atrás decidió abrir un taller de confección de ropa para ayudar a varias mujeres a salir adelante económicamente. Algunas de ellas eran de violencia familiar.

“Vino alguien que ya sabía de bordado y nos dio unas clases. No más empezamos con pedacitos de manta, dos madejitas de hilo, como para practicar puntadas para bordar”, narra Irma, de 43 años. Hoy venden sus creaciones, “ropa bordada típica y confección para teñir en añil”, a los turistas que se acercan al municipio y también exportan a países como España. En ocasiones, debido a la gran demanda, se han organizado para trabajar por la noche y cumplir así con los plazos de los pedidos.

Los inicios no fueron sencillos. Una integrante de la Concertación de mujeres de la zona seleccionó en distintas comunidades a varias de las ahora costureras. “Las que iniciamos sabíamos confeccionar un poco y bordar también, pero no sabíamos lo que era ya combinaciones de colores y todas esas cosas”, cuenta Irma. Por eso, la profesora que llegó “trajo pinturas y nos puso en papeles a hacer mezclas de colores y comparar”. Después de un tiempo, sintieron deseos de seguir avanzando: “Queríamos sacar producción y gestionar por ahí después de las clases de aprendizaje. Alguna máquina, más materia prima. […] Empezamos a hacer algunas prendas; algunas ONG nos recomendaban a extranjeros que venían y empezamos a vender la ropa bordada”, recuerda la mujer. Cada una se especializó en una parte del proceso y cada prenda lleva ahora el nombre de la artesana que la confeccionó y tiñó.


Se sienten empoderadas, con más autoestima y nuevas herramientas con las que manejarse en la vida. “Nosotras nos sentimos contentas porque es parte de cómo generar ingreso para nuestras familias, nuestros hijos”, añade y dice señalando a su compañera: “Hay mujeres, por ejemplo ella, madre de cuatro hijos, y es madre soltera. Ella sola los ha ido sacando adelante. Y tenemos cada una de nosotras una historia”. Desde hace nueve años, mujeres de Suchitoto pusieron en marcha un taller como forma de salir adelante económicamente. Irma reivindica el esfuerzo diario de todas, pues de lunes a viernes acuden al taller incansablemente. La producción aumentó en los últimos tiempos porque también participan en el programa de uniformes escolares del Ministerio de Educación, que permite entregar calzado y ropa a alumnos de todo el país. Además, “los días sábados los cubrimos una; el domingo, la otra, para tener abierto todos los días”, afirma Irma.

Su experiencia ha servido para empoderar a otras mujeres. “Estamos ahí constantes en algunas charlas de formación, de liderazgo, de convivencia”, aseguran. Iniciativas como ésta suponen un cambio en los roles patriarcales más comunes en la sociedad e influyen en las relaciones familiares y el ámbito público. Acercarse a la igualdad de derechos en la práctica no les ha resultado sencillo. Al principio, fue “conflictivo”, según explica Irma. “Nos contábamos ahí las que tenemos pareja. Ya a estas alturas [los hombres] están un poco sensibilizados también”, cuenta. “Nos enseñaron cómo tratar, involucrarles, concientizar a nuestros hijos, a nuestros maridos. Ha sido un proceso completo. Ha sido una lucha dura, complicada”. Como ellas mismas reconocen, quedan muchas barreras por superar y el camino está siendo difícil, pero gratificante al fin.

19/4/15

"Llegó la hora" de Cutumay Camones

Cutumay Camones es un grupo de buena calidad musical y extracción urbana, también formado por el FMLN, como Los torogoces de Morazán (que tenían extracción campesina). Participaron en diversos festivales y grabaron cuatro discos, alguno de los cuales fue editado fuera de El Salvador.

Este disco "Llegó la hora" es la “versión” salvadoreña del mucho más difundido “Guitarra armada” de Carlos Mejía Godoy. Fue grabado con el fin de preparar a los partidarios del FMLN para la insurrección de noviembre 1989. Existe muy poca información sobre su distribución formal, pero los temas se escuchaban permanentemente en Radio Venceremos, para responder a la necesidad de consolidar al ejército guerrillero y preparar la sublevación popular. Doce de las trece canciones (la excepción es “Roxana”) van dirigidas claramente a ese objetivo, comenzando por el nombre del disco y la primera canción: “Llegó la hora”.

El tiempo finalmente había venido y los partidarios de la insurrección necesitaban saber actuar apropiadamente: el álbum les ofrecía direcciones generales y alguna información muy específica. “Llegó la hora” llamaba a las clases populares a levantarse e integrarse en las fuerzas insurgentes, dejando claro que se trataba de una lucha nacional de la liberación (“La patria te necesita”). También se hablaba de lo que debían hacer las milicias para armar los brazos populares (molotovs, caza-bobos, trampas, fusiles), preparar los materiales de apoyo a la guerra (bebidas, fuentes médicas, alimento) y hasta de cómo derribar un helicóptero. Cutumay expresaba la confianza en que la guerrilla continuaría la lucha hasta el triunfo popular.

Al terminar la grabación, los integrantes del grupo fueron reubicados en función de las necesidades políticas de la organización guerrillera.

*Información de Jorge Sevilla publicada  en Canto Nuevo para todos y mas informacion en este enlace de Huacal



12/4/15

Turismo en La Palma en el departamento de Chalatenango

El municipio de La Palma en el departamento de Chalatenango en El Salvador, obtuvo el tercer lugar en la segunda edición del certamen Pueblos Vivos del año 2010 además de numerosos galardones vinculados al arte y el turismo. El certamen Pueblos Vivos está orientado a mostrar todas las bellezas con las que cuentan los diferentes municipios de El Salvador. Si este verano viajas a El Salvador te animamos a visitar este Pueblo Vivo de nuestro querido país...


6/4/15

Manel Vila, nomenat ciutadà d'honor de Sarajevo


Avui és un dia de celebració per Barcelona, per la solidaritat i pel Salvador. Avui té lloc a Sarajevo el nomenament a Manel Vila com a "ciutadà d'honor" de la ciutat, pel seu gran suport a la capital durant i després de la guerra de Bòsnia (1992-1995).

En Manel, a més d'un bon amic de El Salvador, fou excomissionat de Cooperació Internacional de l'Ajuntament de Barcelona i va organitzar durant la guerra bosniana l'enviament a Sarajevo de diversos combois amb ajuda humanitària, com aliments, roba i medicines.

El guardó de Sarajevo s'atorga anualment a un estranger pel seu suport a la capital bosniana i al desenvolupament de relacions internacionals i relacions entre persones basades en la solidaritat, la democràcia, l'humanisme i la tolerància.

Voliem compartir aquest dia i aquest merescut reconeixement i al mateix temps, volem sumar-nos  al mateix i agrair en Manel el seu suport a tants i tants projectes de solidaritat i cooperació en El Salvador que s'han impulsat des del teixit associatiu de Barcelona i de Catalunya i que han permès crear un pont d'amistat i solidaritat transoceànica....
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...